domingo, 15 de junio de 2008

Desayuno con diamantes... ¿y alguna esmeralda?




LLovieron por la noche, y de madrugada, así por la mañana desayunamos con miles, millones de diamantes, de todos los tamaños, preciosos brillaban en las especiales hojas de un liriodendro, con la forma de una cabeza de mico, o del símbolo de batman, o de un tulipán, bueno, son bonitas, ¿verdad?. Los diamantes no fueron clasistas, también llovieron sobre la hierba, y sobre las espigas, y sobre las rosas, y sobre el tejado de pizarra...
A mí los diamantes me caen del cielo. Incluso he creído ver alguna esmeralda... ¿o sólo será el reflejo del verde?


10 comentarios:

  1. Que no cunda el pánico, eran diamantes líquidos (como podeis apreciar), así que no hubo que destacar ningún daño material ni personal en el fenómeno meteorológico.. jejejeje.

    Si es que os veo venir...
    Bicos a todos y gracias por venir a verme.

    ResponderEliminar
  2. Si no venimos a verte a ti, venimos a ver tus maravillosas fotos y a leer tus maravillosos escritos....

    Si chovesen diamantes, no te preocupes, no que no temeriamos por los daños personales, tan solo nos preocupariamos por saber donde, y cuando, y que deberiamos llevar para recogerlos jejejeje.... que está bien que llueva café en el campo, pero diamantes, ni te cuento.

    Bonitas fotos, como siempre.
    Que me lio.
    Arrevoire.

    ResponderEliminar
  3. Menos mal que ti non estabas fora cando chovía; que se non habíachese de encher o buratiño do embigo de brillantes...

    E se che mando bicos mollados van pensar mal todos; pero e que cae de caixón hoxe!

    ResponderEliminar
  4. Boas guapiña
    Non e por ir en contra,mais xa esta ben de chuvia,non?
    Que veña o sol de unha vez e se quede.
    Un poco de ambar tamén e precioso.
    Gardemos os diamantes pra septembre.

    Bicos

    ResponderEliminar
  5. Son os diamantes máis bonitos, como ben dis. Gústame o novo look de Estámosche ben.

    Un saúdo.

    ResponderEliminar
  6. Non hai que ter moitos diamantes nin esmeraldas para poder disfrutar das pequenas cousas da vida, este é un exemplo.

    Moi bonitas as fotos, gustáronme moito :)

    Apertas!

    ResponderEliminar
  7. Menudas esmeraldas hermosas que te han llovido a ti. Cada día se aprende algo nuevo.
    Sigue disfrutándolas! No las vendas!
    Un (b)eso!

    ResponderEliminar
  8. ops! yo juraría o jurariese que había dejado un comentario!! decía que diamantes blandos no mienten, porque eran verdad de agua. decía que era un lujazo desayunarse algo así, todos los días.

    ResponderEliminar
  9. Sí que parecen diamantes, brillantes sobre as follas!!

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...