sábado, 29 de marzo de 2008

SONIDOS FANTASTICOS


¿No escuchais el agua de este torrente?
Dentro de nuestra banda sonora vital están todos esos sonidos fantásticos. Fantásticos porque forman parte de los fantasmas del pasado, tan presentes en nuestros recuerdos. Y serán parte de los fantasmas del futuro, los que pueblan hoy nuestra vida..
Algunos todavía se pueden escuchar hoy en día, como la Torre de Hércules, vigía de mis jóvenes sueños y de los de muchos más. Otros, son sólo ecos particulares en mi cabeza, como el sutilísimo y personal ruidito que hacía el cristal de la ventana de la habitación de mi adolescencia, de esa casa que ya no existe, ese ligero vibrar tan peculiar e irrepetible, de forma que podía saber, sólo por su sonido, quien era el que subía las escaleras de casa, perturbando así mi intimidad, husmeando lo que hacía... quizá tendría que estar estudiando, ¿acaso no lo hacía?. También el sonido de la puerta del taller de tornería que había en el bajo, el negocio familiar.. El sonido de las máquinas, incluso del interruptor general de la corriente, ese clak sonoro que se escuchaba cada tarde después de las ocho y cada mañana al filo de las ocho. De entre todas las máquinas destacaba el omnipresente aspirador industrial, encerrado en una caseta de madera con algo de aislante, y aun así siempre de fondo...
Los tornos tenían cada uno su sonido que recuerdo perfectísimamente. Sabía en qué piezas estaban trabajando sólo escuchando un poco: para los plafones usaban el que vaciaba la madera y convertía en sinuosas aquellas aristas vivas que dejaba la sierra de cinta. La forma rectangular de las piezas que encoladas componían los aros se convertía entonces en un vago recuerdo. Producía un sonido "in crescendo" y finalmente parecía como si fuese a estallar la pieza en mil pedazos, pero sólo se consumía en virutas, como serpentinas en día de fiesta, salían calentitas despedidas en parábolas perfectas hasta caer sobre el perro, que dormitaba feliz sin dejar de abrir levemente un ojo cada vez que se acababa un plafón, para ver si al fin se rompía.. pero no, era otra falsa alarma... Cuando ya sólo se le veía un poco el hocico, se levantaba y se sacudía perezoso, giraba un par de veces sobre sí mismo preparando la cama y vuelta a empezar.

Y el vecino que pasaba silbando bajo la ventana, siempre silbando, sin importar qué.. siempre sonriendo bajo su mostacho cada vez que se tomaba un descanso en la tonada del día. No hace mucho lo ví de nuevo, estando de visita en Coruña, con su pelo blanco, ya jubilado.. y caminando por la calle urbana, porque ahora el barrio es una enorme urbanización donde ya no están ni mi casa ni la suya de entonces.. y sí.. aún así iba silvando. Tuve que sonreír al escucharlo.. ¡tantos recuerdos me traía aquel sonido!.

La sirena de Peteiro, la gran fábrica de maderas, que acumulaba enormes troncos, de un grosor considerable. Amontonados dejaban espacio suficiente para que los niños jugásemos a trepar por ellos e incluso a meternos debajo, ajenos al peligro.. La sirena sonaba al menos cuatro veces al día (quizá lo sigue haciendo), y su sonido invadía todo el barrio y todos sabíamos la hora que era: las 7:55, las 8:00, las 14:55 o las 15:00. Estas dos últimas fueron muy importantes en la época en la que iba a la escuela, pues estaba a unos 5 minutos y aquello era la cuenta atrás...
Y mis vecinas y amigas del barrio, Anita, que venía a buscarme siempre para ir juntas al cole, y chillaba desde la calle mi nombre hasta que bajaba.. siempre tarde.. agsss.

Sí que son muchos los sonidos fantásticos que pueblan mis recuerdos.

Y ahora son todos muy diferentes, e intento prestar atención para no olvidarlos, y, además, ya que tengo algo de tecnología a mi alcance, procuro guardarlos especialmente..




El teléfono de mi trabajo: tinoninoní.. tinoninoní.. tinoninoní........


martes, 25 de marzo de 2008

CORAZÓNS MOLLADOS

Estos tréboles tienen una mancha oscura en medio, como un corazón en medio de otro corazón. Corazones mojados, ese es el título que me inspira la foto. En gallego me suena mejor, pero no sé si llego a todo el mundo. La lengua sirve para comunicarte, para expresarte. El gallego es una lengua dulce y agradable, muy a mi gusto para la expresión, pero con la limitación geográfica...
¿Debería ser el gallego mi lengua madre? A veces tengo ganas de que me adopte..
Hay quien opina que el gallego no es más que folklore. Yo no lo creo así.

Pero volvamos a la imagen: agua y luz, esas dos cosas imprescindibles para la vida. El agua es otro de esos elementos fascinantes, aunque quizá no tanto como la luz (al menos para mí).

En realidad esta agua no moja la hierba, se recoge sobre sí misma en forma esférica, esperando a rodar hasta la tierra madre, donde llegará a las raíces... ¿Será que el corazón está en las raíces?... Bueno, en todo caso está la boca de las plantas. Naturaleza experta, que hace la superficie de las hojas impermeables para que se produzca este fenómeno sutílmente adecuado y a la vez tan bello de ver.

sábado, 22 de marzo de 2008

OBSTINACIÓN


- Habría que limpiar esto.. - me dijo en una condicional petición. Me pregunté un momento por la condición, pero la pausa lo inquietó y siguió diciendo - ya lo hago yo..-

- No, trae - interrumpí su camino y le quité el objeto - pensaba limpiarlo un día de estos, tengo que ir a lavarme los dientes, así que no me importa hacerlo ahora - le dije mientras observaba aquella especie de jaula de tubitos blancos con todos aquellos cadáveres en medio.
Cogí un bastoncillo con algodón y lo metí por los recovecos de aquel invento luminoso, trampa mortal de aquellos seres, empeñados en meterse allí dentro, como si fuera un cementerio de elefantes, pequeños elefantes voladores, que no piensan, ni sufren, ni tienen memoria para hacer la ruta que les llevase allí, al cementerio de las moscas y mosquitos.. ¿dónde iban a meterla? ¿como puedes meter un pensamiento en el cerebro de un mosquito?... ¿acaso cabe el sufrimiento?
Los exoesqueletos iban cayendo como macabra lluvia en los alrededores del desagüe del lavabo rosa. Los recordé cuando aún vivían, y volaban obstinados dándose de bruces una y otra vez contra la lámpara, unos por fuera, otros ya por dentro... tramposa luz que nos atrapa, mitad onda, mitad corpúsculo, o todo a la vez, ondulantemente completa, poderosa proyectando toda su seducción, totalmente materia, matándonos con sobredosis de realidad, o con sobredosis de ilusión, excesiva siempre, mentirosa, femenina y atrayente. Malévola luz.
Pero sin ella no puedo leer. Dentro de un tiempo volveré a barrer indolente los cadáveres de los caídos que lloverán de nuevo sobre la cerámica rosa y quién sabe si obstinadamente volveré a reflexionar sobre la naturaleza de la luz: Diosa de ilusiones.

miércoles, 12 de marzo de 2008

¿Buscamos REALIDAD o ILUSIÓN? Reflejos.

Tú ves ROJO. Yo veo VIOLETA. Y ambos hemos estado de acuerdo en decir que es un hermoso tono VERDE.

Las cosas no SON de colores, las VEMOS de colores. La luz se refleja, y si bien tiene que ver con la estructura intrínseca de la materia el hecho de reflejar sólamente la que tiene una determinada longitud de onda, lo que vemos no es más que una ilusión óptica. Como el Arco Iris. Algo está ahí, reflejando la luz, REAL, pero su color es sólo ILUSIÓN.

Desde niños hemos asociado ese color a ese nombre, pero nadie ve exactamente igual, las percepciones son SIEMPRE diferentes. Un mismo ojo humano tampoco ve siempre igual, a lo largo de su vida los colores no se perciben de la misma forma y todos sabemos que existen colores en el espectro de la luz que no podemos ver, los ultra o infra, por encima o por debajo de nuestra sensibilidad.

De la misma forma, tenemos una imagen de nosotros mismos. No podemos saber cual es la percepción que tienen de nosotros los demás, y, por supuesto, no coincidirá jamás con la nuestra, pues es imposible por la teoría de la perspectiva, aunque a veces presumamos un acuerdo de visiones.
Es importante creer en uno mismo, aunque la imagen del espejo no sea del todo real... La fe es importante. Nosotros vemos un gato mirando un espejo que devuelve el reflejo de un león... ¿qué verá el gato?..
Nos toca vivir en un mundo de ilusión, pero tampoco dramaticemos... Quizá la realidad sea demasiado decepcionante: un devenir de tonos grises.. o ni siquiera, porque el GRIS, también es un color.

viernes, 7 de marzo de 2008

Descubriendo el MAR

video

- ¡mamá! ¡qué vene mamá! ¡cuidaaao! ¡qué vene el agua!. Vente mamá, vente... que moja mamá..

Mi reisiño mira al mar, con respetuosa fascinación, comprendiendo bien. Ruidoso se presenta, grande, con cada ola nos canta: "aquí estoy... cuidado conmigo... Salado... espumoso... Mírame.. "

miércoles, 5 de marzo de 2008

MANADA Y REVOLUCIÓN

Una mamut que se creía zarigüella, hasta que otro mamut llegó (con intenciones no muy claras... ya se sabe... los machos) y le hizo ver la realidad: ella era una enorme, peluda y preciosa mamut. Antes dudó, llegando incluso a considerar que su parecido con Manfred, Many para los amigos, era debido a que también él tenía algo de zarigüella....
Así somos. Hay cosas tan arraigadas en nuestra cultura, en nuestro “saber” o “no saber” histórico, cosas que siempre se han mirado de la misma manera, o no mirado, sólo aceptado como dogma de fe, que no podemos siquiera imaginar, no nos planteamos que pudieran ser de otro modo.
Lo hacemos por no pensar, por comodidad, por ganas de ser aceptados en la manada, en una manada, aunque no sea la nuestra... por supervivencia también. Lo hacemos constantemente y por muchas razones, y cuando nos preguntan sólo hay una respuesta: es que siempre ha sido así...
¿Dónde está la revolución?.. Se la llevó el viento hermano..






Y mientras llueve... llueve... como tinta transparente...

Y yo sigo sin saber si soy mamut o zarigüella. Debo ser la perezosa.. sí, la guardiana del fuego.. jajaja. (Os recomiendo ver La Edad de Hielo 2, que es una genialidad)

lunes, 3 de marzo de 2008

MICROEROTISMOS

Me enteré del concurso de Vieiros de microrelatos eróticos en gallego, Ferve a rede, y no me pude resistir. Desde aquí os invito eróticamente a votarme... Estos son los dos que envié (me permití hacer alguna corrección mímima):

A sede
Buscabamos os nosos corpos con desexo desesperado, bebía dos seus beizos coma se a última gota que puidese calmar a miña sede estivese alí, coa língua lamía as máis doces. Corpos ofrecidos xenerosamente mentres as nosas mans percorrían a pel erizada, e os dedos vían onde os ollos non podían ver.
Abríuse a porta de súpeto, e a súa figura recortouse na penumbra, a súa mirada, ¿dicía enfado ou lascivia?. A miña amante fíxolle un sinal, e o home da porta esbozou un sorriso luxurioso e imparable. As fontes se multiplicaron e eu tiña sede.

O carteiro chama alomenos dúas veces...
Interrompeu o meu letargo vespertino, no sofá tirada con pouca roupa, busquei algo con que cubrir os meus ombros, pensando con dificultade, erguinme e fun abrir a porta. Desexeino dende o primer instante. Moveu os beizos cunha coreografía fascinante. Esvarou a prenda oportuna ata deixar un dos meus ombros ó aire. Vin o desexo na súa mirada, eu mesma a seguín cun xesto lento dende os seus ollos ata o meu ombro insinuante. Cun cómplice e lascivo sorriso dixen: “sí... pasa e me explicas ben onde teño que asinar”



En castellano:

La sed
Buscábamos nuestros cuerpos con deseo desesperado, bebía de sus labios como si la última gota que pudiese calmar mi sed estuviese allí, con la lengua lamía las más dulces. Cuerpos ofrecidos generosamente mientras nuestras manos recorrían la piel erizada y los dedos veían donde los ojos no podían ver.
La puerta se abrió de repente, y su figura se recortó en la penumbra, su mirada ¿decía enfado o lascivia?. Mi amante le hizo una señal, y el hombre de la puerta esbozó una sonrisa lujuriosa e imparable. Las fuentes se multiplicaron, y yo tenía sed.

El cartero llama por lo menos dos veces...
Interrumpió mi letargo vespertino, tirada en el sofá con poca ropa, busqué algo con que cubrir mis hombros, pensando con dificultad, me levanté y fui a abrir la puerta. Lo deseé desde el primer instante. Movió sus labios con una coreografía fascinante. Resbaló la prenda oportuna dejando al aire uno de mis hombros. Vi el deseo en su mirada, yo misma la seguí con un gesto lento desde sus ojos a mi hombro insinuante. Con una cómplice y lasciva sonrisa dije: "sí... pasa y me explicas bien donde tengo que firmar".

Y material multimedia de calidad erótica-festiva:


No encontré en el tubo "el invernadero", que está mucho mejor:
"No se puede dejar de señalar la íntima relación que existe.. entre el desarrollo agrícola.. y el erotismo"
aissss.