jueves, 28 de febrero de 2008

¡El teléfono corre!

Tinoninoní.. tinoninoní... tinoninoní..
- Centro de Salud, buenas tardes..
Silencio. Lo intento de nuevo, más alto:
- Centro de Salud, buenas tardes
Una respiración se oye al otro lado, como decidiendo como comenzar la conversación, intento arrancar las palabras:
- Buenas tardes - le chillo vocalizando lo mejor que sé (y sé muy bien) al micrófono del maltrecho aparato de cascos con que nos han dotado para nuestra ardua labor...
- ¿Es el ambulatorio?- oigo al fin
- Sí, Centro de Salud, buenas tardes
- Buenas tardes - se decide - quería pedir turno
- ¿Es para el médico?- le pregunto
- Sí, para el médico -
- Dígame el nombre -
- El Dr. Rodríguez -
- El nombre del paciente - le insisto
- Para el Dr. Rodríguez - me insiste él
- Dígame como se llama usted - vuelvo a insistir
- ¿Yo?- pregunta intrigado
- ¿Es usted quien va a venir al médico? - interrogo
- Sí sí
- Pues dígame como se llama
- ¿Pero hay cita para mañana?- intenta el hombre hacerse con el rumbo de esta amena conversación, casi me tiene contra las cuerdas...
- Dígame su nombre y así tendré acceso a la agenda del doctor y le digo si tiene para mañana - le hablo en el mejor de mis tonos de paciencia mientras me pregunto si llegaré a tiempo de contestar esas otras dos llamadas que están entrando
- Soy Manolo, el de Guillade - doy por perdidas las llamadas...
- Bien, dígame sus apellidos por favor - vuelvo a insistir
- Rodríguez López - ¡premio para mí!, pienso, sólo debe haber unas 10 páginas de pacientes que se llamen así, tendré que acotar la búsqueda.. veamos, sólo en este centro de salud, dos páginas, vale... vuelvo a la carga, ¡Dios nos coja confesados!:
- Dígame su fecha de nacimiento por favor -
- ¿Cómo?
- Que cuándo nació - pregunto levantando la voz lo que me premite la buena educación, sin evitar que varios de los presentes en la salita me miren, además de los compañeros que pululan a mi alrededor que esbozan una cómplice sonrisa..
- Nací en Octubre -
- Qué año -
- En el 30 -
- Aquí está - le digo
- ¿Sí?-
- Sí, tiene para mañana a las nueve y media, ¿le va bien?- le pregunto dando el trabajo como casi hecho (ilusa)
- Bueno, sí -
- Bien - le doy a aceptar y ya está, pantalla de búsqueda de paciente
- Mire, ¿no tiene para más tarde?- me dice cuando ya iba a despedirle
- Pues creo que sí - digo con resignación. Tardo unos segundos en localizar al paciente de nuevo
- ¿Oiga?- me pregunta impaciente
- Sí, sí, estoy buscándole otra vez, un segundiño..
- Pero si estoy aquí - me dice
- Un momento por favor- le insisto sonriendo a su ingenuidad
- Oiga, ¡que el teléfono corre!- me espeta desdibujando mi sonrisa de golpe
- ¿Le va bien a las 10?
- ¿No tiene a las diez menos cuarto?- dame paciencia Dios mío, pienso mientras un tic hace aparición en mi ojo izquierdo
- Es que luego el doctor se retrasa y no salgo ni a las doce - se explica
- Sí, de acuerdo, le pongo a las diez menos cuarto - le digo
- Espere que anoto - me dice él - entonces a las 9:45, ¿no?-
- Sí - le doy a aceptar y listo, a por otra llamada, o atiendo al señor del mostrador que me mira impaciente, sí..
- Casi mejor deme la de las 9:30 señorita - me dice la que empieza a parecerme odiosa voz del teléfono. Mi tic se acentúa.
- Y deme también para la enfermera, que el médico no me quiere tomar la tensión -
[...]

miércoles, 27 de febrero de 2008

EL CORAZÓN de patata..

Me pregunto si, sin ser demasiado listo, sin usar demasiado la materia gris, sólo a base de corazón, se puede vivir mejor, más acertadamente, o si lo mejor es hacerlo al revés. Volvemos al tema de la justa medida...
Yo hoy voy a ponerle corazón a la comida: ¿os parece que lo haga frito o cocido? ¿quizá en puré?

  Y ya lo dicen en un anuncio de la tele (palabra de dios...): si la lección es divertida, nunca se olvida jajaja. Mirad estos pedazos de talentos que me he encontrado:


lunes, 25 de febrero de 2008

Pócimas y MEIGALLOS


Hoxe non hai agasallo de verbas. Teño moito que cociñar na lareira...
Hoy no regalo palabras.
Dálle ó play, e se queres bailar.....
Bailad! Bailad malditos!!

Inspirado por Silvana.

jueves, 21 de febrero de 2008

OSCURIDAD HAMBRIENTA


Somos esclavos de la luz: malévola nos muestra la realidad distorsionada, como una ilusión, reflejos en la caverna.. a veces tan distorsionada que se convierte en irrealidad, en mentira. Malévola luz. Sin embargo, no podemos vivir sin ella, somos sus esclavos.
Hoy la oscuridad está hambrienta, se ha comido la clara luna llena, y nos da miedo, tan desconocida, pero sólo viene a liberarnos de la luz... ¿podremos vivir sin luz?.


Quizá lo que más me fascina de los agujeros (recurrente fascinación) sea la oscuridad. Oscuros agujeros que muestran la entrada de un camino a alguna parte, un tunel a otros mundos, desconocidos... Interrogante y hambrienta oscuridad. Venimos de la cálida oscuridad a través del canal del parto (el agujero más importante de nuestra vida), y somos expulsados hacia la fría luz. Así no es extraño que nos atraigan los agujeros negros, la más hambrienta oscuridad nos atrae hacia mundos desconocidos, viajes filosóficos a otros tiempos, a otras dimensiones... El gran viaje. No vayas hacia la luz, porque hoy... la oscuridad tiene hambre.


martes, 19 de febrero de 2008

SOMOS MALAS MALISIMAS


Los religiosos cristianos (extractado y resumido de "La Catedral del Mar"), en la Edad Media(¿seguirá vigente?):


"Teorías sobre el carácter y la perniciosa naturaleza de la mujer: LA MALICIA.
La malicia es una de las cuatro enfermedades naturales del hombre que nacen con nosotros por culpa del pecado original, y la malicia de la MUJER es mayor que cualquiera de las malicias que existen en el mundo. Las otras tres enfermedades son la avaricia, la ignorancia y la apatía o incapacidad para hacer el bien.
Las mujeres son maliciosas por naturaleza y disfrutan tentando al hombre hacia los caminos del mal. Son como aire en movimiento, vaporosas, por naturaleza, por creación, tienen poco sentido común y en consecuencia no existe freno a su malicia natural...., fría y flemática, y es sabido que cuando algo frío llega a encenderse, arde con mucha fuerza. La antítesis del hombre, incoherente y absurda. Cuando nace la primera letra que dice es la "e", y el hombre dice la "a"..... Todas, excepto la Virgen, son iguales.
¿Qué hacer si todas las mujeres son malas?: Casarse.
Un buen marido debe controlar la malicia de su esposa, y si la mujer llegase a tener la primacía en al casa, entonces será contraria al marido. Aquellos que tratan delicadamente a aquellos que deben servirlos (como la mujer al hombre), encontrará rebelión donde debería encontrar humildad, sumisión y obediencia. Y si pese a todo la malicia sigue haciendo acto de presencia en la mujer, el marido debe castigarla con la vergüenza y el miedo; corregirla al comienzo, cuando es joven, sin esperar a que envejezca."


Mito de Pandora: poesía griega arcaica (de internet):


"El poeta Hesíodo, que vivió en el siglo VII a.C., describió la creación de Pandora, la primera mujer. Los hombres vivían felices hasta que el dios Zeus, padre de los dioses y de los hombres, furioso porque habían recibido el fuego robado por el titán Prometeo, ordenó a Hefesto, el dios artesano, moldear de arcilla una figura femenina a la que la diosa Atenea, ayudada por las Gracias y las Horas, adornó con una vestidura de plata, un velo bordado, guirnaldas de flores y una diadema de oro. Después, la diosa Afrodita la dotó del encanto que enciende el deseo y de las artimañas que agobian a los hombres. Esa hermosa y artificial criatura recibió además los dones de Hermes, ante todo, la capacidad de mentir y la de utilizar un lenguaje seductor con espíritu artificioso. Esa voz la transforma en mujer que recibe el nombre de Pandora y se convierte en una "trampa inevitable, mortal para los hombres" ya que de ella procederá "la raza maldita de las mujeres".


Personalmente prefiero la versión de los griegos, y me pregunto si, a fuerza de repetirnos lo malísimas que somos, como con los niños pequeños, hemos acabado siendo malas de verdad.... por supervivencia quizá... jajaja. Aissssss.

viernes, 15 de febrero de 2008

¿ARTE O ANTROPOFAGIA?

¿Si os digo que es de mazapán....
...os parece dulce?
...os parece mentira?
... os produce rechazo?

A mí me confunde.... ¿serán las hormonas?

miércoles, 13 de febrero de 2008

Seguimos caminando juntos...

Fué un domingo por la mañana. Mi sobrina nunca había chateado y yo la metí en un chat y le expliqué como iba el tema. Ella pronto se aburrió, yo me divertía, aunque lo encontraba de lo más trivial: conversaciones del todo insulsas, y, a veces, hasta medio groseras. Las típicas preguntas de rigor: cuántos años... de dónde eres... descríbete en pocas palabras... A veces un poco de trivialidad y vulgaridad es divertido.
No recuerdo haber dicho nada lo bastante interesante para llamar su atención, salvo una mínima y hasta un poco agreste conversación sobre la rivalidad Vigo-Coruña, pues él era gallego de Vigo, y yo gallega de Coruña..... jaja. Dáme tu dirección y te mando una foto. Así empezó todo. Y ahora miro a mi niño y me pregunto si existen las casualidades, el destino.. y todas esas cosas.
Fue totalmente casual que me metiese esa misma mañana en ese mismo chat para conocer al hombre que sería el padre de mi hijo. La persona más importante en mi vida se me cruzó de la forma más casual... ¿o no?.
De repente, y después del primer e-mail que me mandó con un par de fotos guapísimas de su persona (tanto que me dió que sospechar), me ví inmersa en una nube de atontamiento que tenía olvidada desde hacía mucho tiempo. Tantas atenciones para mí, que no estaba buscando nada salvo un poco de entretenimiento del más simple. Eso era él: atento, guapo, listo (escribía muy bien).. quizá un poco joven, pero con mucha experiencia (me explicaba.. jajaja), como si quisiera convencerme.. pero no, él tampoco estaba buscando... jajajaja. Pues para no buscarnos el encuentro sonó fuerte. Si ya lo dice algún refrán: el que mejor encuentra es el que no busca, o algo asín..
Una semana más tarde, y cientos de e-mails después llenos de vida e historias, él, que nunca había visto una foto mía, me dijo que me amaba... Una locura. Aquello era una locura. ¿Qué me estaba pasando? ¡podría ser un maníaco! No, un maníaco no... ¿o sí? Aisss, ¡qué más da!, ¡me arriesgaré!, no puedo dejar que pase de largo, no quiero rechazarlo, yo.. también lo quiero, sí, tiene que ser.. ¿pero qué coño me está pasando?. Esos ecos tenía yo en la cabeza mientras ojeaba cuadernillos de casas rurales para el fin de semana de la Gran Cita.
Nadie lo sabía salvo mis dos sobrinas y una amiga, cómplices y miedosas: no te olvides de llamar.. y déjame la dirección y el teléfono bien claritos... Estás loca (decían para sí más bajito), aunque también me dedicaban una sonrisa conforme, pues hacía tiempo que no me veían tan feliz... e ilusionada.
Gran detallista, siempre con un regalo para mí.. Yo no lo soy tanto. Sus primeros regalos fueron: unas botas de montaña, un corazón lleno de bombones (que me enfadó mucho recibir... si es que soy un poco rara..) y también un perro de peluche, Rufus, que me regaló en mi primer cumpleaños después de nuestro encuentro. Desde luego, lo más romántico y significativo para mí fueron las botas de montaña, que todavía conservo (no, no son las que perdí.. jajajaja, esas vinieron luego). En la caja en que venían guardo los cientos de e-mails que nos mandamos, fieles testigos de aquella preciosa historia que fue nuestro encuentro.
Ayer mi niño, cuando llegué a casa de trabajar, me recibió con un paquete en la mano y aleccionado por su padre me lo entregó con un "felis savalentínn mamá.... ábelo, ábelo, ábelo... " Papá le decía "muy bien cariño.. muy bien.. " mientras me miraba sonriente....
Eran unas deportivas blancas y doradas. Bien calzada para seguir caminando juntos....
A veces creo que no me merezco todo lo que tengo.
video

martes, 12 de febrero de 2008

eL Fin



A veces una se pregunta cómo acabará todo. Lo que empieza acaba, así es la historia. El antropocentrismo nos lleva a pensar que si se acaba la humanidad se acabará todo, pero quizá sólo vuelva a empezar, con otros seres, no humanos, que quizá ya son, invisibles, en universos paralelos... pero eso es otra historia...
Todas las historias se tocan, todo se relaciona, todo, remota o estrechamente, pero todo tiene relación, eso creo yo.
Sí, incluso el tocino con la velocidad... ua ua..
¿Merecemos salvarnos?? ¿Tendríamos que hacer una lista y construir el arca?? ¿Quién se pide ser el nuevo Noé??. Con los tiempos que corren, y sin ánimo de ser aguafiestas.... seguro que alguien se olvida de hacer el arca.. todos tan tranquilos sin pensar en la continuidad de la raza humana, al fin y al cabo.. ¿eso va con nosotros??. Bah, ya se preocuparán los hijos de nuestros hijos... o los nietos..
¡¿que en 30 años puede venirnos una glaciación encima?!

NOÉ, ¿DÓNDE CARALLO ESTÁS?
¿Dónde estará varada la puñetera arca?

sábado, 9 de febrero de 2008

LA TORRE DE HÉRCULES

Veca se ha inventado un premio precioso y muy gallego él, y nos lo ha dado a unos cuantos amigos que tiene anotados en la lista. Es muy riquiño, el premio en sí, así que, aunque le había dicho antes que no soy yo de exhibir trofeos, este me lo traigo por bonito. Y como el cuento en esto de los blogs es reenviarlo a quienes consideremos oportuno, yo, creo que es justo y necesario, en verdad, retornárselo a ella misma: Veca. No sólo por ser la más riquiña, sinó porque, para mí, tiene una de las miradas más limpias de la blogosfera.
Por lo demás, me parece que de todos los que os paseais por aquí, bien sabeis vosotros quienes sois y lo que os estimo. Valoro mucho vuestras visitas y vuestros comentarios, y os lo hago saber con mis visitas y comentarios... Para mí, el mayor premio es haberos encontrado, que me encontrarais a mí, y teneros cerca. GRACIAS A TODOS.
Mi lista de links es pequeña, porque, sinceramente, no tengo tiempo para dedicar a tantos blogs interesantes que seguro que me pierdo, así es la vida, pero los que tengo, espero no descuidarlos... Si alguien se siente descuidado, no dude en protestar... aquí mismo.
Debo añadir, que, aunque hace tiempo que vivo en el Sur, más allá de Vigo, y me encuentro en casa aquí, yo, soy de allí... La sirena de la Torre me acompañó muchas noches de niebla. Aunque lejano, su eco me trae muchos recuerdos de épocas muy intensas de mi vida. Mi niñez y adolescencia están profundamente marcados por la Torre, vigía de todos aquellos sueños. Yo vivía en Los Rosales, cuando era el medio del monte, una aldea aledaña a la ciudad, antes de que fuera una gran urbanización de pisos caros, y atajaba por el medio de la explanada que ahora ocupa ese gran centro comercial.... pero eso, ya es otra historia...

martes, 5 de febrero de 2008

SEICA CHOVE

Mea Culpa - Enigma

No siempre nos portamos bien. A veces la conciencia nos maltrata, otras nos deja vivir indolentes... La indolencia, eso que tanto tengo presente últimamente, está en todas las almas, porque sin ella no podríamos vivir. La dosis varía según muchos factores: el momento de tu vida, la "madurez", el equilibrio hormonal, los que te rodean, tu trabajo, tus tripas. Algunas personas no pueden soportar la vida tal y como es. Sobrevivir en este mundo se hace por momentos insoportable, y se necesita un buen chute de indolencia.
Indolencia y egoísmo van de la mano. La falta de empatía es cada vez más patente de generación en generación, las cosas malas le pasan a los demás, y las más malas pasan lejos.. en el tercer mundo.
Y la falta de indolencia va de la mano de la culpa.. ¿cómo no sentirse culpable llevando una vida tan desahogada y fácil cuando otros ni sueñan con ella?
Esto es aplicable a muchos campos. Pero no nos engañemos, la indolencia es imprescindible, si no, no podríamos vivir. Imaginemos un médico que no tenga indolencia y sufra con cada uno de los pacientes por los que no puede hacer nada... Perdería el norte.. sin duda, no podría ser buen médico. Tampoco deshumanizado, no, no queremos médicos robots. La dosis. La justa medida. Ya lo he preguntado alguna vez, pero vuelvo a hacerlo, por si alguien sabe algo que yo no sepa y quiera contármelo: ¿alguien sabe dónde está la justa medida?.

viernes, 1 de febrero de 2008

El poder de la mente

Cuarto de baño. Sentados en nuestros respectivos tronos. Mi reisiño en el suyo, plástico azul, sobre la alfombrilla al pie de la bañera, yo en la fría porcelana, con tapa de cálida madera, bidé entre ambos.
Yo con mi revista, él con sus coches, cachica, macuin layo y mate. Nos miramos cómplices, como siempre, leyéndonos el pensamiento. El piensa, "mira, aquí, con mami, qué bien que estoy, la tengo embrujada.." y yo pienso, "míralo qué guapo que es"...
En esto a mi niño se le desliza uno de sus coches, layo, más allá de su alcance, y del mío.. Me mira inquisitivo. Yo lo miro enseñándole resignación, él vuelve inquisitivo y demandante. Yo pienso: si me concentro, si te concentras, si ambos nos concentramos, nuestra mente puede moverlo y traérnoslo de vuelta.. sí... Arrugo el gesto y concentro la mirada en el cochecito, intentando hacer magia.. Él hace lo mismo... Juraría que se movió un ápice. Me asusto un poco y me desconcentro. Sólo fue una ilusión, seguro.. Claro, ¿cómo va a moverse con tan poca fe de mi parte?. Si se moviese me daría un patatús... Aún así le digo a mi niño: "con el poder de la mente puedes mover montañas, mi reisiño.." Él me mira expectante...
- Está bien - digo - lección magistral - continúo - mira -
Me levanto un poco y me estiro para alcanzar el coche con la mano y dárselo al niño.
- ¿Ves?- le digo - mi mente ordena a mi cuerpo, y más concretamente a mi mano que coja el cochecito y lo traiga, así pues, mi mente trajo el coche, silogismo mi reisiño, eso es un silogismo.
- Gracias mamá!!
- De nada mi amor.