domingo, 6 de abril de 2008

COSQUILLAS en el río

Hoy el río me hizo cosquillas. Ni siquiera me metí entera, sólo me mojé los pies, el agua estaba fría, pero sentí calidez en su fluir. Me senté y lo ví pasar. Mi niño me decía: "mamá, el agua no vene.. el agua se va.. mira mamá", mientras se atrevía a chapotear con su pie descalzo en la orillita.
El auga de aquí no es como en el mar, que viene a por tí embistiendo con cada ola, intentando abducirte. Aquí... pasa de largo, y te hace cosquillas con sus verdes plumeros, mira:

video

12 comentarios:

  1. Cada vez que te visito siento la morriña de Galicia. Qué envidia vivir con esos ríos, playas, montes y qué bueno que lo sepas aprovechar y disfrutar!

    El vídeo, genial!

    ResponderEliminar
  2. O teu reisiño estase facendo un filósofo: "...el agua no vene...el agua se va...".
    E mentras él filosofa, ti mollas os pes na auga de abril. Como te acatarres...

    Bicos con cosquillas

    (E non te animas á Xuntanza?)

    ResponderEliminar
  3. E que como rondaban os 30 grados, como que me fixen a idea de que era agosto.. jejeje. Ademais, teño aleta nos pés ¿non te lembras? jajaja. O meu neno é un filósofo dende a súa primeira mirada.. sen falar xa daba sentido inédito á miña vida.. aisss.

    ResponderEliminar
  4. Estou a pensar no da xuntanza...
    xa direi algo.

    Sensai, no me extraña la morriña, Galicia es especial...

    ResponderEliminar
  5. Las plantas (que no las llamaré algas) parecen dotadas de movimiento propio.
    Bonito video, bonita tarde.
    Bicos.

    Pd. Lo malo de tener un niño (bebe) filósofo, es que cuando sea mayor te dará mil vueltas jejeje.

    ResponderEliminar
  6. tan pequeño y llegando a las mismas conclusiones que heráclito, cuando observaba el río: "todo fluye, nada permanece"... qué crack! :)

    ResponderEliminar
  7. ...y pensar que las mismas aguas que avanzan veloces y ávidas de "más" son las mismas que "acougan" con su lento, monótono y magnético relamer de arenas en las playas abandonas de invierno. Todo fluye, sí, y también todo algún día deja de hacerlo en una lejana playa. Pero también, nada permanece.
    Amiga Pitima, lo de la xuntanza no se piensa... se va.
    Unha aperta vesiña.

    ResponderEliminar
  8. Que maravilloso blog podrá tener ese niño... pero creo que se de donde le viene el arte...
    que gusto dejarse acariciar los pies por esas plantas y sentir esas cosquillas... Hoy estoy nostálgica así que me produjo una morriña muy especial... me gustó.

    ResponderEliminar
  9. OOh! Yo contaba con oír al reisiño otra!!!

    Que envidida de días, verdad?? Y hoy de vuelta con este frío y sin parar de llover.

    Eso, eso, tu piensa en la xuntanza y decidete a venir. Te dejé en el blog de Chousa el test de las zapatillas :P

    ResponderEliminar
  10. Envidio esa capacidad que tienes para
    apreciar la belleza en las pequeñas cosas que nos rodean y esa capacidad precisamente las vuelve grandes.
    Gracias por compartirlas con aquellos
    que no nos detenemos a observarlas.

    ResponderEliminar
  11. A sensación do río sempre é especial.
    Aínda tiveches sorte de non esbarar e escangallar a cámara !.
    Un saúdo.

    ResponderEliminar
  12. Benvido paideleo..
    mentres non me escangalle eu.. jejeje. Non había perigo, aínda que o pareza.. Son aventurera o xusto e necesario..

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...