martes, 15 de julio de 2008

SILENCIO


El Silencio. No hay nada más inquietante, a veces incluso aterrador... que el silencio. Ese silencio espeso, que no te deja respirar, que te persigue para sumirte en un letargo paralizante y luego seguir expandiéndose, como la onda de una explosión, cobrándose víctimas por donde pasa. Escucha... nada. ¿Dónde están los tictacs de esos relojes que odio? ¿dónde el rum rum de las fábricas nocturnas? ¿por qué mi niño no suspira en su cuna? ¿cuánto falta para que los pájaros lo atronen todo con las primeras luces del alba? ¿Qué será lo que rompa este silencio infinito que tanto me inquieta y persigue? ¿Qué pasa hoy que es maligno, como la sombra de la higuera? ¿por qué me acosa y no me trae la paz del sueño? ¿por qué corrompe este lugar? ¿Acaso me falta el sonido del aire que respiras? ¿acaso presiento algo malo?.
Me da miedo arañar el silencio esta noche. Me da mucho miedo. Como si hoy, si hoy al moverme, al poner en marcha mi cerebro ruidoso, se fuesen a dar cuenta. Escucharán el ventilador de mi ordenador, escucharán el chapoteo de las teclas mientras escribo. No estoy sola. Tengo miedo hasta de respirar.
¿Pero quién me creo yo que soy? ¡Qué soberbia!. ¿Qué querrán de mí? Yo, no soy nadie... (shssss, que no me oigan...)
¿Qué ha sido eso?
http://www.goear.com/playlist/3c876d0/maniobras-orquestales-oscuridad

4 comentarios:

  1. en la oscuridad lo mejor es hacer maniobras orquestales, es verdad. poner la radio, una canción, cualquier cosa sonora que te conecte al mundo y te saque del silencio negro.

    ResponderEliminar
  2. De vez en cuando el silencio viene bien para reflexionar...

    ResponderEliminar
  3. No eres nadie, no somos nada... Recuerdo una vez haber sido algo Acaso el rabo de una nube silviana. Negándolo todo alcanzas la nada más absoluta, que se desparrama por todo. Y viceversa. Capitán, se acerca la tormenta. Malditas noches de insomnio. Maldita vigilia perpetua. Ahora que nadie te mira, dulces sueños.

    ResponderEliminar
  4. E, como non podía ser doutro xeito, ti ves o silencio a través dun burato.
    Semella que a todos nos produce certo rechazo o silencio absoluto, mais algunhas veces cando voltamos do traballo, saturados de tantos "tinoninoninonís"...de boa gana que nos deixamos abrazar por uns segundos de paz silente. Ou non?

    Bicos alborotados

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...