viernes, 4 de julio de 2008

El Viaje de tu vida

Sueños. Esta noche viajaba a la velocidad de la luz. Era en un tren, nada futurista salvo por la opcional prestación de poder llevarte prácticamente isofacto a cualquier lugar a velocidades extraordinarias. No se veía nada del paisaje, solo eras capaz de percibir el origen y el destino.. con un pequeño vaivén de suave inercia que te indicaba que efectivamente acababas de viajar. No iba por raíles. No tenía locomotora ni chimeneas escupiendo vapor, no hacía ruido. Sin embargo era como de hierro fundido, al estilo de las antiguas máquinas, de los primeros trenes.... jajaja. Y no me acordaba, pero esta mañana, casualidades, o no, mi reisiño una vez más revolvió entre los libros de la estantería para coger uno, pequeñito, ni siquiera es un libro, es una compilación de datos insólitos, de estos que vienen anexos a las revistas... y después de echarle un respetuoso vistazo (lo tenemos muy bien enseñado, nada de romper libros, los ojea con mimo ante la mirada orgullosa de su madre que le encanta ver que tiene curiosidad por ellos..), me lo da para que yo también lo curiosee.
Es una forma estupenda de redescubrir nuestra variopinta biblioteca..jajaja.
A lo que iba, que me pierdo..
El librito en mi mano y mis ojos recalando en lo siguiente:

"Viaje alucinante. Una nave espacial que viajara a la velocidad de la luz tardaría 2.300.000 años en llegar a Andrómeda, la galaxia más cercana a la nuestra."

Entonces recordé mi sueño.

¿A dónde llegaría en un minuto viajando a la velocidad de la luz?

Viajemos en el tiempo con Aerolíneas Federales. ¿Todavía nos acordamos de lo que es un aparato de vídeo? Sí, claro... jajaja, no somos tan jóvenes ¿verdad? jejeje.

6 comentarios:

  1. ¡ ATENDED, IGNOT@ DE MIS DESVELOS !

    Tan unicamente en el supuesto de que deseéis vos adiestraros en la utilidad de mi embrollo epistolar, posad el puntero virtual de vueso tocayo roedor por sobre de la inaccidentada superficie del enlace subyacente, ejerced tenue presión contra la porción supralateral zurda de su indolente anatomía y os adentraréis en el universo redactado de PAPASKINEL, fiel enemigo del concepto deidad.¡ Gamberread y atentad en contra de cada uno de los pecados capitales en ordenación aleatoria, rogado os queda, camarada del ingenio !

    http://hastalosblogones.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Si le funcionase el link que ha puesto, seria la leche el texto jejejejeje........

    Ahis....

    Creo que he escrito últimamente algo sobre los Sortes, o la manera de encontrar "coincidencias" con los libros....
    Si me acuerdo de los videos, hasta de los beta, sin me pongo (pero piensa que mi primer ordenador iba con casetes).... no, si al final vamos a ser viejos, viviendo tan solo un momento entre un millón de años.

    Venga, a aprovechar el momento.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  3. A saber onde chegarías ...!!!! ca imaxinación que tes!!!

    (O reisiño é moi listo).

    ResponderEliminar
  4. Manda carallo!, unha viaxe de dous millóns e pico de anos -se non fose cabalgando a tua imaxinación- había sair cara de moito nabizo.

    Un bico interplanetario

    ResponderEliminar
  5. A lo mejor en realidad viajamos a esa velocidad pero percibimos otra mas lenta.

    ¿te das cuenta la de cosas que nos estaríamos perdiendo entonce?

    jaja. Me encantó este post.

    Bicos amiga.
    Neli.

    ResponderEliminar
  6. me gusta esta entrada viajera,
    temporal e interestelar. me ha dao pena el pobre de aerolineas federales, oye, teniéndose que levantar para controlar el vídeo. por el contrario, me ha dado como alegría imaginar la delicadeza del reisiño con los libros. rayo llega más lejos que nadie, eso seguro.

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...