miércoles, 18 de abril de 2007

MENTIROSA


Soy una mentirosa. Y lo peor es que no lo hago a propósito. Soy tan buena mintiendo que lo hago constantemente, y la primera (y la última) en caer soy yo, gracias a que no tengo seguidores, al menos que yo sepa (quizá uno... puede que hasta dos).
Bueno, tengo que decir que yo sí que me sigo mucho. Una de las incógnitas que más curiosidad me produce es la que tiene que ver con mi persona, con quien soy, de dónde vengo, adónde voy y qué carallo hago aquí. En general y en particular, porque una de las mentiras más flagrantes en las que me he pillado es la que tiene que ver con los motivos que me tienen aquí escribiendo.
He dicho, y me he dicho, que lo hago para buscar la verdad, mi verdad. También he escrito, y he pensado, que lo hago para sentirme mejor, para satisfacción personal. Todo mentiras, o verdades a medias, que no sé lo que es peor..

Creo que no soy lo bastante buena en nada (¿salvo en el arte de mentir?). Lo bastante significa "lo bastante buena para mi". No consigo conformarme con la mediocridad de mi persona. Busco elevarme para sentirme bien conmigo misma, pero apenas consigo levantarme una pizca del suelo. Siempre me falta más. Mejoro, pero el camino es interminable.. y a menudo acabo sentándome en un banco para ver como algunos me saludan a lo lejos, ya casi en la cumbre.. Eso los que se percatan de mi presencia, porque hemos dado con otro de mis miedos: ser invisible, que nadie me vea y así perderme en el olvido, anónima entre la muchedumbre de las almas sin sentido (¿?).

No puedo encontrar la verdad, y me he dado cuenta de que cuanto más escribo, cuanto más reflexiono, más preguntas encuentro, así que es un trabajo inútil a todas luces, debería desalentarme si mi intención fuese sincera (la de buscar la verdad), pero lejos de frustrarme, me produce un placer inesperado y extraño, como quien encuentra un tesoro que si lo piensas bien (¿?), no vale de mucho..

Soy narcisista, exhibicionista, egoncéntrica, curiosa, pueril, inocente (a veces), mentirosa (inocentemente), perezosa, escéptica y a la vez soñadora (¿eso puede ser?), obsesiva compulsiva.. y alguna otra cosa más que ya iré averiguando, si soy valiente, que no lo sé.. ah! y soy de naturaleza insatisfecha..

3 comentarios:

  1. la tragicómica niña18 de abril de 2007, 13:05

    que visceral andas...me dejas desde luego impresionada...como cuando pruebas un sabor nuevo, tan extraño que tienes que repeir y reflexionar para saber si te gusta o no...

    crees que es génetico...egocentrista, exhibicionista...etc.
    me quedo reflexionando..

    un beso, pitima...hay sitio en ese banco..podemos cantar canciones a medias??!! que tal...me sube la bilirrubina...o cómo se diga!!!

    ResponderEliminar
  2. No sé si hay sitio en el banco, pero hay mucha gente ya.. Un barullo tremendo.. jajaja. Pero tú me has pasado en el camino chuliña, tu banco está más arriba en el sendero que lleva a la cumbre de la excelencia. No me esperes, pero si coincidimos algún día cantaremos juntas lo que quieras..jajaja.. que yo cuando me arranco tengo mucho repertorio..jasjas

    ResponderEliminar
  3. Se me olvidaba comentarte, para contribuir con tu preocupada reflexión sobre la genética.. jajaja.. que más que algo de familia, es algo vulgar.. en el sentido de común. Salvo alguno que es algo más particular (que sí puede ser genético, como la obsesión compulsiva), pues son "defectillos" (jeje) muy muy comunes de la raza humana, lo cual nos alínea a todos un poco más (es lo que hay).
    El que esté libre de culpa.. que tire la primera piedra.
    Beso.

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...