miércoles, 15 de marzo de 2017

RECTITUD

Está o no está recto??
Diría que no. Pero no puedo asegurarlo. Nadie puede asegurar nada. Así siguen las cosas... 
Con el tiempo no se afianza. Y mucho menos el horizonte. Según todo se mueve, según avanzas o desavanzas o te mueves en transversal péndulo, pues yo que sé...  nada cambia, todo sigue siendo igual de etéreo, nada de fiar. A ver y hacia dónde vamos... dónde poner el pie, que no me descalabre, que ya no están las articulaciones para pespuntes de madalena... 
Pues...
Se tuerce la espalda.
Se tuerce todo... nada se endereza. Es el destino de todo... torcerse... para un excéntrico número contorsionista digno del más exitoso programa de talentos... o al más puro sentido autocomplaciente... poder chuparse bien a uno mismo... las heridas o los genitales... qué más da...
Así que recto no hay nada... aunque nos lo pueda parecer. Ni dos sin tres. Ni simetrías aburridas... Nada de eso existe.
Ya lo discutimos aquí más veces... lo de si está recto o no... para nada. Discutir por discutir. Pereza supina.
Y ya está.
Cansada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...