viernes, 24 de enero de 2014

De mamás

Una de la mañana.
Me quedo adormilada en el silloncito, al lado del sofá nuevo. Hacía un rato me había sentado en la silla cerca del radiador, bien pegadita... hace frío. Y allí, con la tele bajita escuchando "cuando conocí a vuestra madre" y luego "big bang theory" voy acabando la muestra calavera.
Es curioso, que estos últimos días la muerte ronda por todas partes... En los blogs, en nuestras vidas reales, en las vidas de los amigos, virtuales... y hasta en los motivos a ganchillo...  Es curioso.
Me despierto y reviso que todavía está allí, la muestra acabada ya... No quedó mal. Pero no seguí el patrón a rajatabla, no lo tenía, me guié por las fotos... no tenía ganas de ir al ordenador a buscar la página con las instrucciones en sueco (y las entiendo mejor en sueco que traducidas con el google...)
Una y media. Es muy tarde. Me voy a dormir.
Tres de la mañana. 
- Mamáaaaa - me levanto zombi y me dirijo a la habitación de la nena
- Qué pasó mi reina... - sentada en la cama me mira como un poco enfadada
- Quiero ir a dormir a la cama de mami
- No puede ser mi cariño, ya te dormiste en la cama de mami, tenemos un trato, hasta que te duermas y luego en tu camita, que papá tiene que madrugar mucho y necesita dormir. Mañana otra vez te duermes en la cama de mami ¿vale?
Protesta un poco. Le ofrezco agua, pero tuerce la cara...
- Venga, vamos a dormir ¿sí? - la acaricio el pelo y le doy un beso. Intento acostarla, pero se resiste un poco y vuelve a protestar...
- ¿Agua? 
Dice que sí con la cabeza y bebe el sorbito calmante. Se deja acostar. La acaricio hasta que vuelve a dormirse.
Seis de la mañana. 
- Mamáaaaa, quiero pis - me levanto de nuevo zombi. Papá ya no está. Ahora si quiere puede venir a dormir a mi cama...
- Voy - antes de entrar en la habitación cojo el orinal del baño. La pongo a hacer pis. 
- No hicí pis en el pijama mamá - me dice orgullosa mientras se aparta los rizos rubios de la cara.
- Muy bien mi cariño, así se hace 
La limpio y le coloco de nuevo el pijama. Ella me ayuda. La pongo a dormir de nuevo, si no me pide no la llevaré conmigo. La arropo. 
- A dormir
- Quiero una muñeca
Le busco una muñeca para metérsela en la cama. La abraza complacida. Se duerme.
Me llevo la pis y la tiro intentando no hacer demasiado ruido... No quiero despertar al mayor. Me meto en cama. Miro el reloj... ya queda poco para acabar la noche...
Siete menos cinco.
- Mamá
Esta vez no me levanto. Fue el mayor. Le digo desde cama - Ven cariño, a mi cama si quieres...
No contesta. Igual no oyó. Suena el despertador. 
Vuelvo a decirle - Ven si quieres.
No contesta. No viene. Recunco. Siempre pongo el despertador bastante antes porque me cuesta levantarme...
 Ocho y media. Dos graznidos me despiertan. Me levanto. Es tarde, pero seguro que hoy, que me levanto más tarde que en toda la semana, va y no llegamos tarde al cole...
Entro en la habitación del mayor, él se incorpora un poco y dice lo de todos los días: - Cinco minutos más... porfi...
Y yo contesto lo de siempre: - Vaale, pero sólo cinco. Voy haciendo el desayuno y luego vengo.
Nueve y media de la mañana. Entramos en el cole. 
Le digo al niño: - Mira, hoy llegamos bien, por fin... Después de 4 días de ensayo, el viernes llegamos puntuales al cole. Y eso que me levanté más tarde que en toda la semana... Cómo explicas eso ¿eh?
- Porque yo me vestí muy rápido hoy mamá
- Es verdad, hoy te pusiste las pilas. A ver si sigues así toda la mañana en clase. Acuérdate de llevar bien la libreta, la fecha en boli negro, ordenadita y con buena letra... como quiere la profe...
- No sé mami, me dice con media sonrisa... Creo que gasté todas las pilas con lo vestirme rápido y no me van a llegar.
- Será posible. Anda, dame un beso y para dentro Romerales. Te quiero
- Te quiero mamá - me dice sonriente
- Chao Aldara! - intenta darle un beso a su hermana, pero ella lo rechaza
- Déjala, da igual - 
La nena está enfadada hoy, y no quiere entrar en el cole.
El profe me echa una mano. Venga Aldara que ya es viernes.
- Dame un beso - no me lo da - Pero... que me des un beso - se ríe y vuelve a escapar - Venga, un beso grande - Al final me lo da y entra a regañadientes. Me quedo un poco escondida fuera mirando por el cristal que no quede llorando. No, no llora. Sólo quería mimitos y atención. Ahora tiene la atención del profe, que la ayuda a sacarse la chaqueta.
No vi entrar al reisiño por la puerta del cole de los grandes. Habrá entrado ya... supongo. No queda casi nadie fuera. Siempre una espinita por no prestar atención... un descuido es suficiente... Pero no. Es difícil, muchos papás conocidos, profes, el conserje en la puerta ya cerrando... No nos pasará a nosotros.
Diez menos cuarto de la mañana
Enciendo el ordenador, sólo un poco... Tengo tanto que hacer....
Igual no debería. 
Seguro que no debería. No existe sólo un poco con esta máquina infernal.

A veces, creo que mi vida se ha convertido en un montón de "qué tarde es"
No puedo seguir así.
No puedo seguir.
No puedo.
No.

10 comentarios:

  1. entiendo, aunque sin llegar a entender del todo, porque seguro que solo los que tienen hijos entenderán realmente las situaciones que describes, tus momentos de flaqueza. creo que tienes todo el derecho, entiendo que te puedas sentir sobrepasada. es agotador solo leerlo, imagino vivirlo, y aunque sus pequeñas sonrisas, su inmenso amor compensa con creces el cansancio, estoy seguro, no deja de ser agotador. ánimo, presidenta, ya tendrás más tiempo para ti, para ser más artista que mamá, aunque nunca dejarás de ser, realmente, ambas cosas. besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los niños no me sobrepasan... No pasa nada por levantarme y atenderlos, de verdad, eso no me agobia mucho, me cansa, pero no me agobia tanto como tener que sumar, por ejemplo, las labores de casa, el tener unas rutinas salubres, limpiar baños y cocinas, tener la ropa al día...
      Que dice la profe que las rutinas los calman. Bien sé que eso es así. Los niños, sobre todo el niño grande, está estresado... y es, muy posiblemente, culpa nuestra, y más mía que de papá, porque papá no puede dedicarse como yo a las cosas de casa... y el desorden es acumulativo oye... exponencialmente acumulativo... Que si limpias y ordenas dos días seguidos, no se nota casi nada... pero si te relajas dos días.... con dos criaturas en casa... se te cae todo encima...
      En fin. Como bien dices, mi buen y querido amigo, mi gran artista, no puedo evitar ser madre, ni tener mis inquietudes artísticas, tampoco.... Así que tengo que ver cómo me las ingenio para dosificar: eso que tan malamente se me da...

      Eliminar
  2. huye amiga, sal corriendo...metete tu en la cama de tus hijos, llamales para que te acompañen a hacer pis, hazles tu llegar tarde al cole, monta la pataleta en la puerta cuando se alejen...verás que pronto llaman al papá para que solucione estos asuntillos¡¡¡ es broma querida...jaja dura vida la de las madres y "esposas"¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grito... si estoy vencida.... y como dice la canción:
      http://www.goear.com/listen/5554656/un-pedazo-de-cielo-luz-casal
      Huir no, cómo voy a huir... de mis tesoros... :)
      Mi vida no es dura Gloria, que va... Me quejo de VICIO... :P
      A papi también le toca de vez en cuando... no creas... pobre.

      Eliminar
  3. Las instrucciones venían en sueco y acto seguido en inglés. Yo, si me animo a tejer eso, será en color negro, o bien en malva, o algún color así que se le parezca, o tal vez rojo burdeos...
    ¿Estás menos estresada? Ayer me la pasé durmiendo. No me sentó bien el madrugón, aunque hice fotos de nubes con el móvil y vi amanecer desde un avión.
    Está genial no hacerse pis en el pijama y dormir abrazada a mamá, o a una muñeca, o a la almohada si hace falta. Y si se tercia que se acaban las pilas... ya encontrará el reisiño la forma de recargarlas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco menos... Conseguí recoger un poco la mesa del ordenador, y la de los relojes de papá.. La habitación de los relojes... Sí, sí... se me ocurren un montón de cosas al ritmo de la infinidad de tic tacs que se han apoderado de la habitación más pequeña y fría de esta casa... :)
      El tic tac que mece... el tic tac que agobia... el tic tac que baila...
      Tic tac tic tac tic tac... tic... tac...

      Eliminar
    2. Bien pensado... hay un tic tac para cada ocasión.... que viene a significar, puestos a traducir todo el devenir eterno, infinito y aparentemente sin sentido de la vida que hay tiempo para todo.. ¿no?
      Pues eso, que habrá que organizarse... sí o sí.
      Y mira tu, que hay quien dice que el tiempo, ni siquiera existe. Científicos!!!

      Eliminar
  4. Sacarlle tempo ao tempo. Ti vas para filósofa, ademais de nai artista!

    Bicos a ganchillo (con instruccións na linguaxe de signos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vai que sí!

      A ver eses bicos calados a perlé... :)

      Eliminar
  5. a mi también me cuesta muchísimo levantarme: po ngo varias alarmas para darme el gusto de quedarme después de ir apágándolas una a una.
    Y mira que me da a mi ternurita tus aventuras y desventuras. Cuando tengas todo el tiempo del mundo, añorarás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...