lunes, 11 de abril de 2011

Trabajando, sí...

Llegó el temido día...


He cambiado el turno para empezar a trabajar esta semana de tarde... ¡y me toca con la jefa! jaja. Mejor, así la tanteo y veo su capacidad de empatía conmigo, que soy mujer como ella, una mamá.. como ella. Claro que ya dejó atrás el puerperio (aunque yo creo que dura indefinidamente... con matices nuevos, pero dura. Digamos que ser madre te cambia para siempre, sí, verdad verdadera). Ella tiene una niña de 12 años, a las puertas de la adolescencia, con un desarrollo avanzado para su edad, así que está en otra etapa mi jefa, lidiando con otras facetas de la maternidad, seguro que también con su complicación, y puede que más complicada su etapa que la mía, quién sabe..


No le gusta que la llamemos jefa, ni que la veamos como tal. Pero es inevitable, dada la historia aquella.... Y bueno, para qué volver. Digamos que las dos optábamos al puesto y me ganó el concurso, aunque en realidad ni ella ni yo buscábamos más poder o responsabilidad. Ella quería acercarse a su lugar de residencia, y la única forma de trasladarse era optar a la jefatura del grupo. Yo, en vista de que llevaba un tiempito haciendo de media-jefa sin cobrar ningún extra que me diferenciase de mis compañeros, había pensado que era buena idea reclamar el plus de dinerito (tampoco mucho) por ejercer de completa jefa.


Así que aquí estamos, ella y yo.


Empecé mis prácticas con el sacaleches la semana pasada. Además llevé a la nena a la guardería una horita por las mañanas, para que vaya conociendo a las que serán sus cuidadoras ocasionales durante algún tiempo del día, el mínimo indispensable. También comenzamos ya a probar el sabor de la compota de manzana con algo de cereal sin gluten para merendar.. unas pocas cucharaditas, que tampoco quiero sacarle nada de su principal y mejor alimento: la leche materna, la de su mamá, mi leche.


Mi experiencia con el sacaleches fue al principio un poco decepcionante, y me llenó de dudas: no sacaba apenas, no me veía llenando biberones para suplir mi ausencia... No sabía si lo hacía bien, no sabía si el sacarme la leche le sacaría alimento a la nena al principio, guardándola en la nevera (qué absurda me siento... en vez de dársela bien fresquita, del envase original, sin el sabor que coge después de pasarla por todos esos plásticos, y el frescor antinatural de la nevera... que no es lo mismo. NO.)


Después la extrañeza de mi niña cuando le dí el biberón... ¿A qué vienen esas prisas? ¿Por qué sale esto así, tan raro, tan junto?.. Mami, a mi me gusta comer con tiempo, y sentir la leche ligera del principio, calmando mi sed, y llegar, si tengo hambre, a la cremita del final.. y ese sabor, y esa temperatura... la justa. Aisss mami... pero qué es esto??


Aun así se portó mi niña. Lloró un poco cuando se acabó su primer biberón, porque no está acostumbrada a comer tan rápido... Pero cogió bien la tetina y luego aguantó sin pedir más durante un tiempo, que también es de lo que se trata, de que no sienta mi falta!!


Y lo va a sentir, claro, es inevitable, porque no sólo mama por hambre... Lo sé. Espero que podamos resarcirnos en el tiempo que estemos juntas, y espero que sí, que el vaivén de turnos y el trabajo no me desnaturalicen tanto que se resienta mi producción de leche. Quiero darle todo lo que pueda del envase original, que es el mejor formato posible...


Voy a sacarme la leche por dos razones importantes: PRIMERO, porque quiero estimular mi producción, y la única manera, si la nena no mama, es vaciar a menudo la teta (que no es vaciar un cántaro, si no estimular una fábrica!!!), y SEGUNDO, porque a pesar de que evidentemente no es lo mismo darle mi leche conservada en biberón, aun así, las propiedades de la leche materna siguen superando con mucho muchísimo a las de la leche de fórmula. Pero tengo claro que será algo más bien anecdótico: sacaré de un día para otro y la cantidad necesaria, que prefiero darle el máximo de la forma más tradicional y natural posible, aunque eso haga que tenga que darle varias tomas nocturnas, creo que es lo mejor para las dos.


Mi chico cogió esta semana de vacaciones para poder hacer la incorporación lo más suave posible... Y luego viene ya la Semana Santa que cogí yo libre también. Así, entre pitos y gaitas... ya la nena me tiene 6 meses y llega el veranito.... Todo será más fácil.


Y estoy algo nerviosa, porque hace un montón que no voy a trabajar.... ¡Ya casi me van a tener que dar un cursillo de actualización!


Bueno, lo llevo bien, de verdad, con ganas ya de que todo llegue a ser lo más normal y satisfactorio posible.


Podremos! Sí!


Y bueno, iba a meter la canción Duerme Negrito, pero me he puesto a llorar y no es plan...


Así que me quedo con esta otra, más animada... y es que, C'est la vie... that's just the way it goes...


19 comentarios:

  1. espero que tengas una re-entrada amable, lactivista! así, trabajando en el campo, podrás traerle muchas cosas a esa negrita tuya tan guapa :)

    ResponderEliminar
  2. Va a ir todo genial, con tus más y tus menos, así son las cosas, pero genial, ya verás.

    Hay personas, que si lo pasaron mal en cualquier ámbito de la vida, se vuelven exigentes y rencorosas con los que tienen mejores circunstancias. Con esto quiero decir, que el que tu jefa tenga una hija no es sinónimo de que vaya a ser empática, pero tampoco que no vaya a serlo.
    En fin, te deseo lo mejor y lo mejor es velar no sólo por el bienestar de la niña, sino también por el tuyo, una mujer descansada y plena es mejor madre (mejor persona) eso creo, de modo que no seas muy exigente con la fábrica.
    Es mi opinión.

    ResponderEliminar
  3. Este cambio está resultando duro, eh? tener que dejar tú y la pequeña vuestras costumbres... que es todo lo que ella lleva vivido! Una primera "separación" de las muchas que habrá hasta que se convierta en una mujer independiente.
    Aprendizaje, para las dos.
    Me emociona que pongas tanto empeño en mantener la lactancia el máximo tiempo posible, aún a costa de ésos sacrificios... Yo ni siquiera llegué a los 6 meses, [la leche se me retiró al empezar a trabajar, no me apañaba con el saca-leches ése, y me sentía un poco vaca, bobadas de ser veinteañera, era un poco niña entonces, no tenía muy claro nada]
    Son preciosas las fotos de este post, y tus manos, y ella mamando. Es cruel tener que separaros, verdad? El precio de la independencia como mujeres.
    Verás que todo saldrá bien.
    Unha apertiña de ánimo.

    ResponderEliminar
  4. Pues estoy un poco cansada, es cierto... ¡Y sólo estamos a miércoles y empiezo currando el sábado!

    Pero aun así lo llevo muy bien, gracias a que tengo a papi en casa esta semana que se encarga de llevar al reisiño al cole y no tengo que madrugar si la niña me deja.... que esa es otra, que como está con el moquito en la garganta y la nariz, pues le cuesta respirar y no me está durmiendo muy bien...

    Ella lo lleva muy bien. También me la lleva papi al trabajo para que la enchufe un rato, así que la separación se lleva estupendamente. Papi se me queja porque no tiene ese calmante natural que yo si tengo (esas tetas de santo...jaja), y no está acostumbrado a cuidar de los dos niños a la vez.. y es duro para él..., casi más que para nadie...
    Pero tiene que ser...

    Susi, tienes razón, el estrés y el cansancio son difíciles de compaginar con una buena maternidad, con el fluir hormonal...

    Voy a publicar algo sobre la lactancia...

    Gracias amigos!

    ResponderEliminar
  5. Ánimo cos cambios e a seguir coa teta que lle fas un ben mui grande á túa filla.

    ResponderEliminar
  6. Gracias paideleo. Sí, eu quero... Xa verei se podo seguir con teta exclusiva (sen leite fórmula). De momento vai ben a cousa, parece que podemos. Pero se non se puidera tampouco vai pasar nada por darlle algún biberón de leite fórmula... aínda que esa opción déixoa para ó último.

    Ó final non teño moito tempo para actualizar o blog e falarvos de todo o que quero... A ver se en semana santa... Se me apetece descansar aquí.. fágoo. Tamén teño que mimarme, para poder mimala despois a ela, a eles, ó reisiño tamén, e ó papá.. que o teñen gañado, claro que sí.. ;)

    ResponderEliminar
  7. Uiii, pobriñas as dúas; que vexo que durante a miña ausencia chegouvos o momento (duro pero necesario) da primeira separación. Teño que volver para lerte con máis xeito (estas non son horas); pero antes de anda dicirvos que ides poder. E incluso será gratificante para as dúas.

    Bicos activistas

    ResponderEliminar
  8. Seis meses de hermosa nena. Mola. Semana Santa. Semana de Pasión.

    Descansa. Mímate. Mímala. Ya, ya sé que ya lo haces.

    Jorge Javier se toma libre toda la semana. Snif. Ven a darme pañuelos de papel.

    ResponderEliminar
  9. E voltei. E reafírmome no que dixen. Que ti traballes tamén lle vai reportar cousas importantes á miña afilladiña (e a ti tamén, loxicamente); así que valórate polo agasallo marabilloso que lle das e non deas un paso atrás. Vas moi ben.
    (Agora, se queres botar outra bagoiña...podes!).

    Bicos churimiqueiros

    ResponderEliminar
  10. (Para que veas que puedo ser persona tolerante, te perdonaré la vida. Y, como es Lunes Santo, pongo la otra mejilla para recibir biquiños. En mi corazón hay sitio para Jorge Javier y para vos. Os pondré lejos el uno del otro, para que nunca tengas tentación de pegarle. Más besos hermosos pa ti)

    ResponderEliminar
  11. qué me queda de aquel diablo blanco comepatitas... leyendo el título, sin querer, le puse música. y era aquella una música lejana, de telarañas y bichos, o de tardes largas de campo, o de olores profundos de tierra.
    y volviendo a escucharla, vuelvo a lo que fui, a esa infancia de chandals roídos, de "playeros" gastados y de uñas negras :)
    siempre queda la música (chacabum, chacabum)
    disfruta intensamente ese amor que te sale a borbotones por los poros

    ResponderEliminar
  12. lindo solpor, as nubes... a cor de agarimo que da o blog ao chegar a el.
    Espero que puideses descansar nas vacances e, o dito, traballar sin moito estrés, sin forzar a máquina (do leite)
    :-)

    bicos de luns.

    ResponderEliminar
  13. Hoy no puedo hacerte otro comentario que felicitarte en tu día de la Madre, con doblete de trabajadora, que al fin de cuentas es más de lo mismo.

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias.
    Un bico para todos los que os pasais. Tengo ganas de actualizar, pero no puedo... Falta de tiempo, cansancio...
    Algún día...

    ResponderEliminar
  15. Reina, por causas ajenas a mi voluntad me he visto obligada a privatizar el blog. Como lo quiero abierto pa vosotros, los de olgüeis, que os tengo mazo de cariño t0_WaP0_XD, necesito tu correo. Pa mandarte el pase VIP. Porfaplis, escríbeme a larisaotero@hotmail.com y dame un mail, o-sea, para que te envíe la invitación, ¿okey-makei?

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  16. okeis
    ya luego...ahora ando liada...sólo tengo una mano...jaja

    ResponderEliminar
  17. xa vexo que precisarías ser a diosa esa da india... esa que ten moitos brazos que non lembro agora como se chama!

    ;-)

    Apertas, rula.

    ResponderEliminar

Comenta, no te quedes con las ganas, que la represión es muy mala, y luego te salen granos...